lunes, 16 de septiembre de 2013

Isabel (Serie, 2011) Segunda temporada sobre el reinado de Isabel de Castilla

Isabel (ESP, 2012) 
-Autor del artículo: José Luis Urraca Casal*-

La serie sobre la reina Isabel de Castilla regresa a la noche de los lunes en TVE

La imagen recreada en pantalla del cuadro que retrata la rendición en 1492 de la ciudad de Granada y la entrega de su llave por parte de Boabdil el Chico a los Reyes Católicos, abre la segunda temporada de la serie ‘Isabel’ en TVE y nos marca el final del período histórico que cruzarán sus nuevos episodios. En Historia y Cine hacemos repaso de esta producción histórica que tanto éxito ha cosechado en nuestro país, y cuya acción retoma el momento en que Isabel se proclamó reina de Castilla en 1474, y los nobles y ciudades castellanas dividieron su lealtad entre ella y la hija de su hermano Enrique IV, Juana la Beltraneja. La expansión por el último reducto musulmán en la Península, el reino de Granada, los pasos de Cristobal Colón en pos de su viaje a las Indias o la expulsión de los judíos, son otros de los aspectos significativos del reinado de Isabel y Fernando que aborda la serie.

La rendición de la ciudad de la ciudad de Granada a Isabel y Fernando, recreada en la serie Isabel.
Lo mismo que ocurría en el primer episodio de la serie Isabel, cuando veíamos a ésta en ciernes de su coronación como reina, esta segunda temporada también se inicia mostrándonos brevemente un vívido retrato de la rendición de Granada el 2 de enero de 1492, tomando como referencia de la puesta en escena el cuadro que Francisco Padilla pintó a finales del Siglo XIX. Inmediatamente la serie pasa a retomar la acción donde la había dejado, recién coronada Isabel (Michelle Jenner) reina de Castilla, y en los prolegómenos de la guerra civil que se desataría en el reino entre los partidarios de Isabel y los de su sobrina Juana la Beltraneja (Carmen Sánchez). Así la serie recrea la jura de lealtad a la reina de algunos de los nobles castellanos, como Beltrán de la Cueva, duque de Alburquerque (William Miller), supuesto padre de Juana, o del duque de Alba, Diego de Mendoza (Juan Meseguer). Es a raíz de ese juramento, en el que reconocen a Fernando de Aragón como legítimo esposo y no como su rey, y el hecho de proclamarse reina en su ausencia, lo que ya nos avanza lo que será una de las líneas argumentales de la temporada, la tirantez entre ambos esposos en el plano político, pues Isabel, que se había caracterizado hasta entonces por su autonomía, rechazando los matrimonios que se le habían querido concertar con el rey de Portugal o con el Duque de Guyena, hermano del rey de Francia, no estaba dispuesta tampoco a renunciar a ser ella la reina de Castilla tanto de derecho como de facto.

Gonzalo Fernández de Córdoba, el genio militar que en la serie interpreta Sergio Peris-Mencheta.
La Guerra de Sucesión en Castilla

Pero Isabel no lo tendrá fácil, y de nuevo habrá de hacer frente a la conspiración, la intriga política y la guerra. Así, la serie recoge a dos de los principales oponentes de Isabel, Diego López Pacheco, marqués de Villena (Javier Rey), e hijo de uno de los personajes históricos que protagonizaron la primera temporada, y el arzobispo Alfonso Carrillo (Pedro Casablanc), quien se unió al bando de la Beltraneja descontento por no haber sido debidamente recompensado y celoso del trato de favor de Isabel hacia el cardenal Pedro González de Mendoza (Andrés Herrera). Pero previamente, como muestra la serie, Carrillo actuó como representante de Fernando en una nueva dilucidación de cuestiones fundamentales entre los reinos de Isabel y Fernando en lo que se conoció como la Concordia de Segovia, para resolver el desencuentro surgido entre el matrimonio.

Si la primera temporada nos mostraba los primeros años de juventud de Isabel, en compañía de su hermano menor, Alfonso, y las guerras internas entre Enrique IV y sus detractores, que concluyeron con la aceptación de ésta, su hermana Isabel, como legítima sucesora por delante de su hija Juana, esta segunda temporada presenta una Isabel más madura, más fuerte y más decidida y como manifiestan los creadores de la serie, “más adulta”. Y lo habrá de ser para hacer frente a una nueva guerra dinástica, entre sus partidarios y los de Juana, entre los que se encontraría su tío Alfonso V, rey de Portugal, hermano de Juana de Avis, esposa del fallecido Enrique IV, con quien se casó a la joven Juana la Beltraneja, de 13 años de edad por aquel entonces, para consolidar la alianza. La Corte portuguesa también tiene su importante presencia en la segunda temporada, y además de a Alfonso V (Daniel Alvadalejo) y Juana de Avis (Bárbara Lennie), incluye a Juan II de Portugal (Álvaro Monje), quien sucedió a su padre Alfonso en 1477 o a uno de los principales nobles del reino, el Duque de Braganza (Joaquín Notario).

Juana la Beltraneja (Carmen Sánchez) y su tío y esposo Alfonso V (Daniel Alvadalejo) de Portugal en Isabel.
La invasión portuguesa de Castilla se produjo en colaboración con las ciudades leales a Juana la Beltraneja. Aquí, el rey Fernando reveló el que sería su principal papel en su matrimonio, brazo ejecutor de los intereses de su esposa Isabel, liderando al ejército, y poniendo sitio a la ciudad de Toro donde se mantenía el ejército portugués. Pero hubo de terminar abandonando la operación de asedio. En febrero de 1476 Alfonso V de Portugal recibe refuerzos comandados por su hijo Juan. Y cuando aún no ha finalizado el invierno, es él quien pone esta vez sitio a Fernando en Zamora, pero al igual que le había ocurrido primero a Fernando, éste también hubo de terminar levantando el asedio. En la retirada del portugués se entabló batalla, de resultado incierto, pero en la que Alfonso supo sacar provecho, haciendo llegar a las ciudades castellanas emisarios con la noticia de su victoria, y logrando de esta manera decantar a algunas de ellas hacia su bando. La capitulación de los partidarios de Juana la Beltraneja no se hizo esperar, y las Cortes de Madrigal confirmaron como reina a Isabel. Alfonso V intentaría de nuevo defender los derechos de su esposa, pero sería derrotado de nuevo en 1479, firmándose la Paz de Alcazovas entre Portugal y los reyes de Castilla y Aragón. El destino de Juana la Beltraneja sería su retiro en el monasterio de Santa Clara de Coimbra, donde permaneció medio siglo hasta su fallecimiento en 1530.

La conquista del reino de Granada ha llevado a rodar la serie en La Alhambra.
Granada y la conquista del reino nazarí

Ahora, acallada la disensión y cesada la lucha en el interior del reino, éste estaba preparado para acometer uno de los grandes deseos de la reina, conquistar el último reducto musulmán en la Península Ibérica, el reino de Granada, aprovechando las luchas internas en el reino nazarí. Y fue Fernando de nuevo la mano ejecutora, conduciendo a los ejércitos en la conquista a partir de 1482. La conquista finalizaría en 1492, último año de asedio a la ciudad de Granada. En este escenario se revelaría de fundamental importancia otro de los personajes que aparecen en la serie, Gonzalo Fernández de Córdoba (Sergio Peris-Mencheta), en el futuro conocido como el Gran Capitán a raíz de sus éxitos militares en Nápoles. Fue durante la conquista de Granada, convertido en lugarteniente de Fernando de Aragón sobre el campo de batalla, conduciendo una unidad de caballería, donde se reveló como un hábil estratega, no sólo en el campo de las armas, sino también en el político y diplomático, dividiendo a las diferentes facciones musulmanas entre sí, y conduciendo las conversaciones que concluyeron en las Capitulaciones de Granada que estipularon la rendición del reino nazarí el 25 de noviembre de 1491.
 
Los personajes de Muley Hacén (Roberto Enriquez), Boabdil el Chico (Álex Martínez) y el Zagal (Javier Mora).
El reino nazarí también es representado en la serie, así Roberto Enriquez encarna a Muley Hacén, quien accedió al trono en 1464, y Álex Martínez a su hijo Mohammed ben Abî al-Hasan, Muhammed XII, quien pasó a la historia como Boabdil el Chico,  rey desde 1482 tras derrocar a su padre con la ayuda de su madre. Boabdil caería preso de los ejércitos de Isabel y Fernando, y su liberación, previa rendición de vasallaje, fue parte de un juego político destinado a dividir Granada y debilitar a su tío el Zagal (Javier Mora), que había ocupado el trono de su padre a la muerte de éste con el nombre de Muhammed XIII. Boabdil acabaría convirtiéndose en el último rey de Granada, y abandonando la Península en 1492. Dos mujeres cobran especial protagonismo en ‘Isabel’, la sultana Aixa (Alicia Borrachero), esposa de Muley Hacén y madre de Boabdil, quien maniobró contra su esposo en apoyo de su hijo, por sentirse desplazada por la cristiana Isabel de Solís, convertida al Islam con el nombre de Zoraida (Nani Jiménez). A Aixa, una mujer de fuerte carácter, la leyenda atribuye las famosas palabras pronunciadas a su hijo camino del destierro, “No llores como una mujer lo que no has sabido defender como hombre”. La entrada en Granada, permitirá ver a Isabel y Fernando en la Alambra, donde se ha podido rodar la serie.

Michelle Jenner como Isabel de Castilla en la serie de TVE.
Aparece en escena Cristóbal Colón

Y como una sucesión de hechos, la conquista del reino de Granada, y la finalización de la expansión castellana por la Península, permitió una de las mayores empresas de la época, el viaje de Cristóbal Colón hacia las Indias a través del Océano Atlántico, y que derivó en el descubrimiento, para los europeos, del continente que más tarde recibiría el nombre de América. El actor Julio Manrique da vida en la serie al navegante Cristóbal Colón, a quien veremos en su largo peregrinar para lograr el apoyo de los monarcas españoles a su expedición al Nuevo Mundo, el cual quedaría suscrito en las Capitulaciones de Santa Fé, firmadas en abril de 1492.

La serie en su segunda temporada sigue incluyendo a numerosos personajes del momento e incorpora a otros nuevos, así aparecen el mentor de la reina, Gonzalo Chacón (Ramón Madaula), u otro noble cercano a la reina como fue Gutierre de Cárdenas (Pere Ponce); Andrés de Cabrera (Jordi Díaz), quien permanecería leal a Isabel tras la muerte de Enrique IV; el marqués de Santillana Diego de Mendoza (Juan Meseguer); Hernando de Talavera (Lluis Soler), confesor de la reina; o el propio Tomás de Torquemada, nombrado Inquisidor General de Castilla en 1482, y que está ligado también a otra de las líneas argumentales de esta nueva entrega, la expulsión de los judíos en 1492. Todavía queda reinado por narrar, pero para eso habremos de esperar a la tercera temporada de Isabel.

Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia por la Universidad de Cantabria. Para www.HistoriayCine.com 

No te pierdas ninguno de nuestros artículos haciéndote seguidor a través de facebook o twitter

A continuación puede verse el tráiler de la segunda temporada de ‘Isabel’ (2012):


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada