lunes, 6 de mayo de 2013

Nuestras madres, nuestros padres (Serie, 2013) Los jóvenes que participaron del sueño nazi

Unsere Mütter, Unsere Väter (ALEM, 2013)
-Autor del artículo: José Luis Urraca Casal*-

La historia de los jóvenes que participaron del aborrecible sueño nazi

La serie Unsere Mütter, Unsere Väter de la cadena ZDF que hoy abordamos en Historia y Cine, ha puesto de nuevo en el punto de mira de la actualidad alemana su pasado nazi, más concretamente de su juventud, durante la Segunda Guerra Mundial. A través de un grupo de cinco jóvenes amigos, los tres capítulos de ‘Nuestras madres, nuestros padres’ nos hacen un retrato de cómo tuvo que resultar la participación de los padres y abuelos de las actuales generaciones, en los mesiánicos planes de Adolf Hitler, centrando gran parte de su metraje en la campaña del Este, haciendo coincidir el inicio de la serie con la Operación Barbarroja, en junio de 1941.
Cinco inseparables amigos se reúen la víspera de la partida hacia la campaña de Rusia en 1941.
“Éramos cinco amigos, el mundo entero estaba a nuestros pies”

Adolf Hitler ha logrado subyugar desde su acceso al poder en enero de 1933 -hace ahora ocho décadas- al pueblo alemán. La ideología del régimen nazi ha impregnado profundamente en muchas capas de la sociedad, especialmente en los jóvenes alemanes que han crecido durante ese tiempo. Al führer le han acompañado las rápidas y exitosas victorias, primero políticas y luego militares sobre sus vecinos europeos. La campaña del Oeste sobre los aliados en Francia ha sido poco más que un desfile militar. Los alemanes son los amos de Europa. Pero aún queda completar la máxima aspiración de Hitler, la conquista del gran enemigo comunista, la Unión Soviética. La blitzkrieg se dispone pues a envestir al ejército rojo.

Ese el escenario previo al inicio de la serie ‘Nuestras madres, nuestros padres’ que nos sitúa directamente en junio de 1941 en torno a cinco amigos que celebran su despedida la víspera de la partida de tres de ellos al frente ruso. Han “crecido en el mismo barrio” y hasta el momento la vida les ha sonreído. Wilhelm (Volker Bruch) es un joven teniente del ejército que ya participó en las campañas de Polonia y Francia, carismático, vital y alegre ante la idea de entrar de nuevo en combate, su hermano Friedhelm (Tom Shilling) es menos entusiasta, su espíritu se corresponde más con alguien reflexivo y apegado a la lectura y la poesía –“ama” a Rimbaud-. Charlotte (Miriam Stein) la joven enamorada de Wilhelm, va a representar orgullosamente a las mujeres alemanas como enfermera en un hospital de campaña, mientras que Greta (Katharina Schuettler) sueña con convertirse en una estrella de cine al estilo de Marlene Dietrich. Diferente es el caso de Víktor (Ludwig Trepte), un judío hijo de un sastre que participó en la Primera Guerra Mundial, que ve peligrar la vida de los suyos con las sucesivas medidas del gobierno, y que intenta tranquilizar a su madre mediante la salida del país a través de la embajada estadounidense.



Los protagonistas, soldados de la Werchmacht, participan del horror de una guerra que dura 4 años.
A partir de ese momento esta trilogía nos va mostrando los caminos de estos cinco jóvenes por los entresijos de esa Alemania, que pasó de la euforia del aborrecible sueño forjado por los nazis, a despertar en medio de una pesadilla con un país arrasado moral y físicamente. La mayor parte se desarrolla en el frente del Este, avanzando en medio de rápidas victorias hasta llegar a las afueras de Moscú para con el inicio de las fuertes lluvias y el primer invierno, verse detenido el ejército alemán. En esta serie se ve a los soldados de la Werchmacht participando de las ejecuciones de prisioneros, y a los dos hermanos asistiendo a un progromo de judíos en Ucrania -intentando ambos hermanos Winter detener el asesinato de una niña-. Es ante esos actos de barbarie cuando las órdenes empiezan a hacer mella en su conciencia, junto con la prolongación de la guerra bajo continuas promesas de un próximo final o una victoria decisiva, en las que ya pocos pueden creer.

La narración, que corresponde al recuerdo de Wilhelm, el mayor de los hermanos Winter (voz del actor Volker Bruch) nos sitúa generalmente en el contexto de la evolución de la guerra, refiriendo los avances primero, y los paulatinos reveses y retrocesos después, como el Desembarco de Normandía. Pero sus palabras son también un explícito y reflexivo reflejo del cambio de la moral, de la visión de los hechos y de las ideas, vistas desde un tiempo presente.

Charlotte, uno de los personajes femeninos, enfermera en los hospitales de campaña.
“Nada resultó como imaginamos”

A través de las situaciones y sobretodo los diálogos, la serie refleja creencias y consignas de la época que caracterizaron el ideario nazi. El antisemitismo, es visto aquí a través de la propia suerte del personaje de Víktor, que es deportado, como del comportamiento de otros, Charlotte delatará a una enfermera judía, a pesar de lo traumático que la resulta y del hecho algo contradictorio de tener un amigo judío. También mediante diferentes hechos que se nos refieren, al principio han oído que se están deportando a los judíos al Este, la prohibición de las relaciones con los arios, el toque de queda impuesto para ellos en Alemania o la llegada de la obligación impuesta en 1941 de llevar la estrella amarilla. Pero a pesar de que el propio Víktor llegue a encontrarse a las puertas de Auschwitz  la serie no es una serie sobre el exterminio, sino sobre la guerra.

La guerra sacará lo peor de nosotros” dice Wilhelm Winter. La realidad de la guerra en el Este, no es como esperaban los protagonistas y su prolongación durante casi cuatro años, en un combate encarnizado en el que cometen barbaries y operaciones fútiles, resulta extenuante. Un retrato del conclicto bélico pero también del conflicto interno de los personajes. Sin preparativos para el primer invierno, la fe en el führer y en el sentido de su cruzada se desmoronan progresivamente entre el opresivo pensamiento único y las acusaciones de derrotismo. Y la serie va mostrando como los curtidos veteranos simplemente luchan por sobrevivir mientras que los nuevos reemplazos, cada vez más jóvenes, imbuidos todavía de la ideología y de las mentiras que sostiene la propaganda en la retaguardia, llegan con el mismo ímpetu que ellos comenzaron. Adquiere notable presencia la preparación y desarrollo de la batalla de Kursk, en 1943, el mayor enfrentamiento de tanques de la historia, visto desde la acción de la unidad de los hermanos Winter en la ciudad de Orel, donde hacen frente a la recuperación de la ciudad por los soviéticos en mayo de aquel año.

El actor Volker Bruch, el mayor de los hermanos Winter, narrador de la historia de la serie.
La serie, que ha contado con un notable presupuesto tratándose de una producción televisiva de la que es responsable Nico Hofman y la productora teamWorx, con un buen reparto en el que destacan actores como Tom Schilling, posee una gran calidad en muchos de sus aspectos, empezando por la imagen, los decorados, exteriores y la puesta en escena, tanto en las partes que se desarrollan en Berlín, como los hospitales de campaña y en el frente, donde podremos asistir a duros enfrentamientos dotados de un gran realismo. Es aquí donde algunos han querido establecer un paralelismo con otras series bélicas sobre la Segunda Guerra Mundial, como fue la recreación de la participación estadounidense en las recientes ‘Hermanos de Sangre’ o ‘El Pacífico’. Pero aparte de cubrir el mismo conflicto con un gran realismo y profusión de medios, poco más tienen en común. En el caso de los personajes de las series norteamericanas, el conflicto moral y el propio esbozo de la causa por la que luchan distan mucho del caso que nos ocupa, caracterizado por una traumática experiencia cargada de crueldad, barbarie, traición, y abatimiento experimentada por los protagonistas que participaron del sueño nazi.
El frente del Este, escenario del conflicto militar que retrata 'Nuestras madres, nuestros padres'

No ha estado exenta de polémica, alusiones a ciertos detalles sobre el uso erróneo de uniformes o de armas fuera de su tiempo, del hecho de que dos hermanos no hubiesen servido en la misma unidad, de escasa explicación sobre la forja y el origen de la mentalidad de esos jóvenes, pero sobretodo, donde ha desatado la polémica ha sido en el país vecino, Polonia, una de las principales víctimas de la expansión alemana. El retrato del antisemitismo que de los partisanos y los miembros del ejercito nacional polaco hace ‘Nuestras madres, nuestros padres’ con abundantes frases como “A los judíos los ahogamos como a gatos”, la obsesión con los mismos o la escena en que tras asaltar un tren alemán les dejan encerrados en los vagones para afirmar que “Los judíos son tan malos como los comunistas y los rusos. Mejor muertos que vivos”, han conducido a numerosas protestas en Polonia sobre la caracterización que hace la serie de la cadena ZDF.

Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia por la Universidad de Cantabria. Para www.HistoriayCine.com 

No te pierdas ninguno de nuestros artículos haciéndote seguidor a través de facebook o twitter

A continuación puede verse el tráiler de ‘Nuestras madres, nuestros padres’ (2013):

6 comentarios:

  1. Me vi la serie hace 2 días y me pareció genial. Veo muchas series de todo tipo y de verdad me ha sorprendido sobremanera la calidad de la serie. No escatima en presupuesto, un montaje genial, que mejor que ver desde la perspectiva alemana lo que significó para un grupo de amigos la segunda guerra mundial y como sus vidas fueron tocadas para siempre. Buenas actuaciones, buena historia, comencé a las 22 horas a verla y acabé a las 7 am... pero valió la pena.
    Recomiendo bajar en HD. Engoogle podrán encontrar subtítulos en español q solo necesitan ser sincronizados manualmente (cap 1 está bien sincronizado)

    ResponderEliminar
  2. muy pero muy buena serie!!!!

    ResponderEliminar
  3. Me pregunto como se podrá conseguir ver esa serie, con subtítulos en que programa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuvo unas semanas completa y con posibilidad de subtítulos en español en youtube, luego fue retirada. En Alemania ya ha salido el DVD y el Blu-Ray. Pero desconocemos si contiene subtítulos en español. Se puede adquirir en Amazon.

      Eliminar
    2. busca en esta página: www.dimensionpeliculas.com

      Eliminar
  4. Q pesadilla, spain 2013!!!

    ResponderEliminar