lunes, 3 de diciembre de 2012

'Spartacus: War of the damned' pone fin a la serie y abre las puertas a una secuela

Spartacus: War of the damned (USA, 213) 
-Autor: José Luis Urraca Casal*-

La serie llega a su final pero se anuncia una posible secuela

Tras dos temporadas en antena y una precuela, la exitosa serie ‘Espartaco’ del canal norteamericano Starz llegará a su fin el próximo mes de enero con la emisión en Estados Unidos de ‘Spartacus: War of the damned’. Esta provocativa semblanza del hombre que lideró una revuelta de esclavos capaz de poner en jaque la Península Itálica en el Siglo I a.C. se ha caracterizado por estar adulterada a base de acción, una desbordante violencia gráfica y grandes dosis de erotismo. Sin embargo no se despedirá del todo, sus productores apuntan ya a un posible spin of basado en uno de los nuevos personajes, el mismísimo Cayo Julio César.

Liam McIntyre sustituyó a Andy Whitfield como Espartaco en la serie.
Estrenada en 2010, bajo el título de ‘Espartaco: dioses de la Arena’ esta nueva serie seguía los pasos del estilo gráfico que había caracterizado la adaptación cinematográfica del cómic ‘300’ que había inmortalizado cuatro años antes la gesta de los espartanos en el estrecho de las Termópilas. Su acción nos situaba en Tracia, donde Espartaco (Andy Whitfield) era arrancado de los brazos de su esposa y convertido en esclavo terminaba por ser vendido a un Ludus de gladiadores por desafiar a Roma. Su particular puesta en escena poco tenía que ver con las anteriores representaciones que el cine y la televisión habían hecho del personaje histórico, de hecho provocó el total rechazo de una parte del público por los ‘excesos’ de condimentación de su puesta en escena. Pero no fue óbice para que la acompañasen unos niveles de audiencia de seis millones de espectadores que hicieran al canal Starz celebrar el mayor de sus éxitos.

Tal es así, que se renovó por una segunda temporada, ‘Spartacus: Vengeance’, pospuesta en el tiempo debido a los problemas de salud de su carismático protagonista, el australiano Andy Whitfield. Ello dio lugar a una precuela de seis episodios sobre los orígenes del Ludus romano del que acabaría siendo dueño Léntulo Batiato (John Hannah). Desgraciadamente Whitfield no sobreviviría al cáncer que padecía y en la segunda temporada le sustituiría Liam McIntyre, manteniendo la serie su característico estilo, bien acogido por su público, pero resintiéndose notablemente del cambio de actor. 
La tercera temporada de 'Espartaco' lo enfrenta a Marco Licinio Craso.

Lo nuevo de la franquicia Espartaco

La segunda temporada finalizaba a los pies del Vesubio, donde tuvo históricamente lugar la derrota de Glaver, gracias a la argucia de Espartaco y al descuido o arrogancia del primero, evidenciando a los ojos de la República las dimensiones del problema al que se enfrentaban. Ese es el punto de partida de ‘Spartacus: War of the damned’, que se traduciría como la guerra de los malditos, o condenados, dado el futuro que les aguardaba, la cual se estrenará en Estados Unidos el próximo 25 de enero.

En ella entran en escena importantes personajes históricos del momento que tuvieron un papel relevante en los hechos, como es el caso de Marco Licinio Craso, pretor romano que fue quien enfrentó una rebelión que tras los sucesivos éxitos de Espartaco levantó en armas, dependiendo según las fuentes, a entre 70.000 y 120.000 esclavos a su paso por la Península Itálica. Sin embargo aunque la serie le presenta como el acaudalado y ambicioso romano que fue, el papel de combatir a Espartaco parece estarle reservado a un personaje al que ninguna fuente relaciona con los hechos, Cayo Julio César. Así y todo los guionistas han decidido convertirle en la mano ejecutora de Craso para acabar con la rebelión.  
Un Julio César que toma parte en los hechos sin que haya datos sobre ello.

A Craso, quien estará interpretado por el británico Simon Merrells, se le muestra como un hombre sabio, la última esperanza del Senado romano para acabar con la rebelión, acompañado por el éxito en los negocios que le han convertido en el hombre más rico de Roma, pero a quien no le ha sonreído la fortuna militar. Y es por ello que recurre al joven y ‘experimentado’ César para que le ayude. Esto siguiendo la misma trama anunciada despertará los celos de Tiberio, nuevo vástago que la serie pone en la línea sucesoria de Craso en lugar de los reales, Publio y Marco, y al que interpretará Christian Antidormi. César en ‘Spartacus: War of the damned’ será el “hijo que Marco Licinio Craso hubiese deseado haber tenido”.

Mientras tanto en el lado de los esclavos, tras la muerte de Glaber, Espartaco y sus otros líderes Crixus (Manu Bennett), Gannicus (Dustin Clare) y Agron (Dan Feuerriegel) continúan venciendo a las tropas romanas enviadas a combatirles, y serán guiados por el deseo de doblegar a “toda la República de Roma”.
Todd Lasance podría protagonizar como César una nueva serie.

Todd Lasance como César podría tener su propia serie

Tal y como apuntábamos en la introducción de este artículo de Historia y Cine, el productor Robert Tapert, creador de la serie junto a Steven S. DeKnight, ya ha anunciado que la carrera política y militar del personaje que introduce la última temporada de ‘Espartaco’, Cayo Julio César, podría convertirse en objeto de una nueva serie del canal Starz. El actor autraliano Todd Lasance, famoso en su país por series como ‘Home & Away’ (por donde han pasado otros famosos compatriotas suyos como Chris Hemsworth, Chris Egan o Heath Ledger), ‘Cloudstreet’ o ‘Crownnies’ será quien ponga rostro a un joven Julio César en su ascendente carrera hacia la conquista del poder en Roma.
Personajes femeninos como Naevia pueblan la serie como esclavos.
Del Espartaco de las fuentes romanas al de Starz

Las pocas fuentes romanas que nos hablan de Espartaco, autores como Apiano, Salustio o Plutarco, nos dan cierta información sobre el personaje histórico, alguna imprecisa, otra escasa, como la de sus orígenes hasta que se inicia la revuelta y nos relatan la suerte que le aguardó por desafiar el poder de Roma y el orden social establecido. A lo largo del tiempo, la representación romántica como héroe, libertador de esclavos, del mismo como símbolo de lucha por la libertad frente a la opresión, llevó a inspirar a los líderes nacionalistas italianos en el XIX o a los revolucionarios alemanes que adoptaron el término de espartaquistas tras la I Guerra Mundial.

Más tarde el cine, que se ha encargado del personaje un buen número de veces, lo inmortalizaría en la figura de Kirk Douglas, aportando la dirección de Stanley Kubrick y el guión de Dalton Trumbo una visión próxima al comunismo y que se enmarca en esos Estados Unidos que salían de la época de la caza de brujas del Senador McCarthy.
Escena de 'Spartacus: War of the damned' que se estrenará en enero.

El mito de Espartaco, agrandado a través del cine y la literatura, y beneficiado por las lagunas en torno a su vida, ha ido ganando terreno en el imaginario popular. Las versiones cinematográficas, incluida la de 1960, han cometido inexactitudes, realizado las simplificaciones a las que recurre el cine en aras de facilitar rodaje y comprensión, pero mantenido los valores morales que inspiraba el personaje.

Sin embargo la serie ‘Spartacus’ de la cadena Starz supone entrar en una nueva dimensión, donde el escenario histórico queda reducido a una conveniente ambientación donde poder desarrollar el espectáculo de sangre, sexo y acción del que hace gala. Sí es cierto que sigue en parte el discurrir de hechos que conocemos, su posible origen tracio, que militó en el ejército romano posiblemente como auxiliar, del que desertó, su paso por el ludus del lanista Léntulo Batiato (o Vatia) donde se convirtió en gladiador…
La violencia gráfica de la serie sirve también de promoción de la misma.

Pero, a parte de los huecos que la serie libremente rellena en la vida de estos personajes, la representación de la lucha en la arena de los gladiadores, está adulterada, dado que en el Siglo I. a.C los combates no eran siempre a muerte como da a entender la serie, y ese disfrute de la sangre y la carnicería es exagerado. Así mismo, introduce la venganza por la muerte de su esposa, como motor que guía a Espartaco, aún caracterizándole como un hombre digno, en lugar de la libertad. Cayo Claudio Glabro (Glaber en latín y en la serie) no murió a los pies del Vesubio, sino que huyó tras la humillante derrota. Y ahora en la tercera temporada presenta a César en unos hechos en los que ni él mismo en sus escritos habló de que hubiese participado. Fue el pretor Craso, quien reuniendo un poder especial del Senado combatió a los esclavos en lo que la historiografía ha llamado la Tercera Guerra Servil, entre 73 y 71 a.C.

Visita: nuestra galería fotográfica de 'Spartacus: War of the Damned' en Facebook

Autor: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia por la Universidad de Cantabria. Para www.HistoriayCine.com

No te pierdas ninguno de nuestros artículos haciéndote seguidor a través de facebook o twitter 

Tráiler de 'Spartacus: War of the damned' (2013):


Nuevo tráiler de la tercera temporada de Spartacus (2013):

31 comentarios:

  1. espero con ansias estos capitulos

    ResponderEliminar
  2. ya quiero q se estrene la ultima temporada! :)

    ResponderEliminar
  3. Licencias que se toma, como toda serie, para humanizar los personajes. Cierto es que no todos los combates eran a muerte (muchas de las muertes se fingían con bolsas de piel de cerdo llenas de sangre bajo la ropa y la armadura), si bien el público romano era muy dado al pan y circo también clamaba por muerte y rojo sobre la dorada arena del coliseo.
    El sexo y la violencia estaban a la orden del día, y si bien las fuentes que hablan de Espartaco eran escasas y en ocasiones imprecisas (se sabe de crucifixiones masivas, no de un Espartaco encontrado muerto o capturado o crucificado, final dramático en la película de Kubrick, basada en un libro a su vez) bien es cierto que la aportación de César en el triunvirato y como espía en la serie es un cambio bienvenido en la ficción, que no la historia, y refleja esa Roma descarnada pero bella, imponente y corrupta que fue antes de que el título Imperator fuera sinónimo de Gran Rey.
    De la espantada de Glabro, realmente, poco se sabe, pero en Roma no se le volvió a ver. De hecho su fallo se debió a él mismo, despreciando a los esclavos (no olvidemos que pese a las glorias, los gladiadores seguían siendo en su 99% esclavos) que incluso instruían a los militares romanos en el uso de la Gladius Hispaniensis (de ahí el nombre Gladiadores) y eso fue por donde empezó la ruina de Glabro, quien no valorando el terreno (jajajaja, ya vendrá el Craso Error) ni tan siquiera cavó foso ni plantó estacas ni se preocupó de distancias o formas de evitar que llegasen a él.
    Según plutarco y Frontino, en sus crónicas narran la muerte del corcel del pretor y su posterior derrota a manos de Espartaco, aunque nada lleva a pensar que el pretor habría muerto por su espada es otra licencia que cierra el segundo círculo de la venganza. No olvidemos que sigue siendo una serie, no un documental, aunque con muchos tintes de realismo pese a las nociones comiqueras que destila.
    Una crítica un tanto aséptica, pero bienvenida, ya que también sería interesante algo así sobre Julio César.
    En cuanto al final, ¿quién sabe?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena narracion!! Interesante punto de vista!! Llamo mi atencion al leerlo completo. Felicidades! Digno de un historiador!

      Eliminar
    2. el sustantivo correcto que debio usarse fue valla, no estacas, imperator no tiene un significado de gran rey, sino del primero entre todos a la par de la figura del princeps, el anfiteatro ( no coliseo) destilaba muertes claro por las ejecuciones, el pan y circo de marcial será mas profundo al entendimiento finalmente el nombre de gladiadores proviene de gladius(espada) pero no Hispaiensis, pues la costumbre de las peleas de gladiadores era de origen Etrusco y eran para rituales religiosos nada en su incicio tiene que ver con la hispania.

      Eliminar
    3. El nombre de gladiadores proviene de "gladius", que era un tipo de espada cuyo nombre originario es el de "Gladius Hispaniensis", debido a su origen. Esto no quiere decir que el inicio de la costumbre de las peleas de gladiadores tuviese origen en Hispania, que no lo tuvo, y sí en Etruria, como has dicho.

      Eliminar
    4. Uf, tiempo sin pasarme, y sigo buscando noticias sobre nuevos proyectos del amigo Raimi (algo huele a spinoff). Ya que veo respuestas particulares, quisiera compartir letras aunque no soy muy dado a ello.

      Luzma - Me siento halagado a pesar de que es tan sólo mi opinión personal, pero compartimos gusto por la historia y siempre es enriquecedor poder hablar de ella con alguien. Espero que con la crítica de este blog y algunos comentarios te haya impulsado a saber de la figura de Espartaco y animarte a ver la serie, te decepcione o te guste. ¡Hay que verla!

      Anónimo del 13 de abril - Imperator era un cargo militar (por aclamación del ejército si no me equivoco), pero a partir de Julio César, que en el senado se le criticaba por ostentarlo más allá de la figura dictatorial, decían que él se creía un gran rey y eso se ha dado a entender siempre que era en lo que se había convertido la figura del emperador y ha sido así hasta hace no mucho para cualquier persona que aspirase a ostentar ese título en cualquier época, pero no como tal dije que fuera la traducción, sino un sinónimo "vulgar" y subjetivo que se le dio al ver qué pretendía el de los "Julios" al centralizar el poder en su persona. Pero ahí ya entraríamos en lo del Rubicón y demás, y está más que sabido.
      De llamar valla a muros de estacas, bueno, tal como pueda plantearse, llamemos empalizada a lo que compone, por ello formada de estacas (troncos afilados que desde luego, pinta de valla no tienen aunque ejercen función de protección), no láminas más esbeltas y orientadas a un entorno urbano. Pero supongo que es mi apreciación personal. Los gladiadores no tienen obviamente su origen en Iberia (posterior Hispania aunque las fronteras y nombres de la tierra entre lo que se considera íberos y celtas, aun a día de hoy es ciertamente caprichosa), sino como bien se señala, tan sólo se especializaron en usar este tipo de espada considerada exótica pero funcional y afin al espíritu legionario. Vamos, era recta como la xyphos pero mucho más poderosa de fragua como de constitución, y orientada tanto al tajo y la estocada, muy destructiva contra escudos como se demostraría en la mítica batalla de Cannas para más referencia. Nada se ha mencionado por mi parte de iniciar las costumbres de este tipo de "Munus" o donación sin retorno en la Hispania, y dudo que nadie lo asevere porque es algo que carece de sentido en la historia. Vamos, ni lo mencioné de lejos como tal cosa.
      Nótese que también se le llamó "Munera" a los "juegos de gladiadores", como curiosidad. Y esta costumbre trataba en que si bien se forzaba a los esclavos de los etruscos o ellos se ofrecían a combatir (algunos libres también lo hacían por honor o placer) frente al cuerpo del difunto honrado mientras se consumía en la pira antes de que este rito se convirtiera en "deporte", diversión y negocio. Sobre el anfiteatro (al Flavio supongo que te refieres), se generalizó para uso y designio la palabra Circo, a la que también se correspondería con lo que conoceríamos hoy como un hipódromo y que desde el cielo, es más una elipse que un círculo. Pero ninguna duda queda de que se llamó Coliseo Romano al Anphitheatrum Flavium, denominación que perdura desde aquellos tiempos hasta hoy. Llámese palenque, ruedo... las actuales plazas de toros incluso guardan gran similitud con el coliseo. Albergaba muchas personas (de ahí que lo llamaran coliseo, colosseum = colosal) seguramente debido a su habilitación para tantos espectadores y a su imponente estampa como obra del hombre por igual.

      Eliminar
    5. Anónimo del 15 de mayo - 100% de acuerdo, veo que estamos por la misma onda.

      En cuanto a la serie, que como mencioné, sus licencias tiene, el final es amargo, tan cerca de casi haber barrido la república romana, dramático, triste, pero a un tiempo esperanzador. Realmente me gusta cómo lo han enfocado e interpretado, todos han hecho un gran trabajo.
      De cualquier modo, puede haber spinoff de J. César, pero yo insistiría a Raimi para que rodara, visto lo visto, una serie de Conan. Podría ser Manu Bennet con lentillas, pero debería darle el carácter de Gannicus de la risa fácil, bebercio, "mujerío" y a un tiempo mostrarlo como un mal bicho astuto como Espartaco.
      ¡Un saludo a tod@s y a flipar con la serie si os gusta!

      Eliminar
  4. cuando llega a España la ultima temporada?

    ResponderEliminar
  5. me pregunto si julio cesar fue violado sexualmente por tiberio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De entrada es imposible. El personaje de Tiberio es inventado.

      Eliminar
    2. pero el era el unico hijo de marcos craso

      Eliminar
    3. Los hijos de Craso fueron Publio y Marcus, que incluso salen en el primer capítulo de la serie como niños. Tiberio jamás existió y Publio murió con Craso en Partia.

      Eliminar
  6. Da para hacer una serie con Julio César después de que el hijo de Craso le rompió el orto?, para mi no da. Para mi esta serie termina acá y chau. Ya en la temporada anterior debería haber terminado todo porque sin Andy Whitfield no fue lo mismo, aunque McIntyre lo hizo bien, no fue lo mismo, en fin.

    ResponderEliminar
  7. McIntyre hizo bien el papel, incluso hasta mejor que Whitfield, y el personaje lo hace bastante bien. Acabo de ver el penúltimo capítulo y uno supondría -por los relatos arriba mencionados por historiadores (excelente)-que tendría una derrota digna en el próximo episodio; pero la verdad, tampoco veo que Cesar -después de lo sucedido con Tiberio- sea merecedor de una secuela. Sólo espero que triunfe Espartacus -adulterando la historia quizá- y la serie prosiga.

    ResponderEliminar
  8. si el personaje de tiberio era inventado pork no inventaron un buen final ps ptm pork tenia k morir spartacus

    ResponderEliminar
  9. A mi juicio, ya que no contaron la serie conforme a lo realmente sucedido, (esto es, según la historia), pues Cesar para nada intervino en la tercera guerra servil, (73 a 71 a.C), ni se tiene constancia de que el hijo de Craso haya intervenido en la misma, también Gannicus es un personaje ficticio, etc., creo que deberían haber creado otro final para SPARTACUS, pues segun la poca información de la que se tiene constancia, su cuerpo nunca fue hallado, ni se tiene escritos sobre su muerte, además su verdadero nombre tampoco se llego a saver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gannicus o Cannico si es mencionado en los textos, junto a Crixo y Enomeous, al igual que Castus, que acá aparece como pirata cuando era un gladiador de origen romano.
      Por otro lado hay cambios y cambios, podías exagerar o alterar partes secundarias, pero lo grueso, nunca lo hicieron y simplemente no podían...quizás si el director hubiera sido Tarantino, pero no.

      Eliminar
    2. Perdon, pero desde el primer capitulo que leo todo lo que existe sobe Espartaco/Spartacus, el imperio romano, su caida, galadiadores, gladiadores que hicieron historia, etc etc... y no hay una sola cita de un tal Gannicus... ademas, cuando lo googleaba en sus comienzos, en wikipedia decia que era un personaje ficticio, inventado por los Guionistas para la miniserie de 6 capitulos mientras Andy estaba en tratamiendo, pero ahora, algun tarado se encargo de cambiarlo y puso todos los datos tal cual la serie.... pero... no existio... y por mas que no hayan encontrado su cuerpo, la mayoria de los relatos dicen que murio cuando lo rodearon y superaron en numero al intentar atacar a craso. saludos.

      Eliminar
  10. Ah, por favor, ya por el hecho de que un hombre sea violado, ya deja de ser hombre o de ser importante, por favor, fuera prejucios, me gusta el personaje de Cesar en la serie, sobre todo ese lado maquiavelico que tiene.
    Aun con todo lo ficticia y adulterada que esta la historia en esta serie, esperamos que haya buen final.

    ResponderEliminar
  11. el final fue infartante tenia el corazón latiendo a full, fue un final muy de acuerdo a la historia no lo contare pero me encanto!!!

    ResponderEliminar
  12. 4 años viéndola para ese final.... noooooo por favor quiero masss

    ResponderEliminar
  13. yo opino lo mismo es un final de mierda stoy muy molsto con loss d starz x dar ese final kiero q hagan q spartacus reviva o algo pro q no trmine asi hahaha

    ResponderEliminar
  14. admas si van hacr otro q agreguen q spartacus no murio q lo ocultaron o algo pro q no muera xq asi no puede trminar sto admas los malos nunk ganan y a mi parezr no dvian ganar los malos.. arreglen el error q han cometido xq para mi era unas d mis mjors sries y para vr ese final q mal...

    ResponderEliminar
  15. se pasaron q final muy malooooooo se depravaron...craso y cesar vivos haciendo de las suyas no estoy deacuerdo si es una serie de tv podrian modificarla q HP

    ResponderEliminar
  16. pero hermanazos es asi como acaba la historia Ksm estubieron tan cerca de likidar ese marcus y cesar.... q marikas esos romanos ... siempre por la espalda como rogues... jejeje pa mi taba super wena al igual q la novia de ganicusss... =)

    ResponderEliminar
  17. Que mal que Crixus y Espartacus murieron por la espalda...
    La secuela deberia ser sobre Ganiccus y Cesar

    ResponderEliminar
  18. Excelente final algo apegada a la historia, lamentablemente. Los romanos organizados y traidores sin nada de honor en sus enfrentamientos de guerra.

    ResponderEliminar
  19. Alguien sabe cual es el nombre de Spartaco en la serie? O sea, el nombre real, lo estoy buscando x todos lados y no lo encuentro.
    El final fue exelente, todavía estoy llorando, reconozco que me hubiese gustado que modifiquen la historia y que todos vivan, en especial Spartaco, pero asi quedo MUY bueno!

    ResponderEliminar